Comentamos algunos de los errores que comentemos, por falta de conocimiento o simplemente por falta de tiempo o interés, pero que cada uno de ellos nos envejece un poquito más día a día.

Está demostrado que un 80% del envejecimiento de la piel es provocado por agresiones externas y el estilo de vida de cada uno, mientras que el 20%  es de factores cutáneos. Lo que nos indica que manteniendo una cierta rutina diaria podemos prevenir el envejecimiento.

 

 

En d-pílate te contamos los errores más comunes:

  1. El tabaco:

Fumar acelera la aparición de arrugas en el rostro y cuerpo, provocando un estrechamiento de los vasos sanguíneos de las capas externas haciendo que la piel reciba menos oxígeno, además de dañar el colágeno y la elastina que dan a la piel la fuerza y elasticidad, lo que ocasiona líneas de expresión y en consecuencia sequedad en el rostro.

  1. El alcohol:

El alcohol provoca daños en el hígado, ya que es una hepatotoxina, es decir, que destruye las células hepáticas, con lo que causa sequedad en la piel.

  1. Beber poca agua:

La poca ingesta de agua puede provocar sequedad en la piel, debido a la deshidratación, con lo que perjudica a la regeneración de nuevas células. Para retrasar las líneas de expresión, debemos tomar bastante agua, ayudando a circular el oxígeno más rápido y así mejorando la vitalidad y elasticidad de la piel.

  1. Mala alimentación:

Es muy importante mantener una dieta sana. Debemos ingerir diariamente un mínimo de grasas (frutos secos o pescado azul), vitaminas y antioxidantes (frutas y verduras), además de un antioxidante, como es el té verde.

  1. Poca actividad física:

Como comentábamos en el punto anterior, es importante seguir cuidándonos desde dentro, por lo que una rutina de ejercicios físicos nos ayudará a circular la sangre, oxigenando los tejidos y reduciendo el envejecimiento de la piel, además de mantenernos en forma.

 

  1. El estrés:

Con el estrés el cuerpo genera una hormona que impide la producción natural de colágeno y elastina, el cortisol, provocando líneas de expresión y flacidez en el rostro.

  1. Gesticular con exceso:

Gesticular con exceso o repetir una serie de movimientos traen como consecuencia líneas de expresión y posteriormente se transforman en arrugas.

  1. Pocas horas de sueño:

En ocasiones, ya sea por el trabajo o por el ritmo de vida, no dormimos las 8 horas recomendadas que necesita nuestro organismo. Esto no solo afecta a nuestro rendimiento o humor, sino que también nos hace envejecer.

  1. Dormir con el maquillaje:

Antes de dormir debemos tener una rutina de higiene facial, ya que el maquillaje contiene agentes contaminantes que perjudican nuestra piel. Si estos contaminantes penetran en los poros de la piel, esta deja de respirar, afectando a la producción de colágeno y elastina. En d-pílate contamos con la línea de productos d’Lucanni en la que encontrarás el producto ideal para desmaquillar tu piel.

  1. No utilizar protección solar:

No nos damos cuenta que pasamos más tiempo expuestos al sol del que pensamos,  a pesar de no estar en la playa seguimos expuestos día a día, aun estando nublado. Estar mucho tiempo expuesto a los rayos UVA acelera el proceso de envejecimiento natural de la piel, originando la rotura del tejido conectivo de la piel, además de contribuir al aumento de creación de melanina, provocando la aparición de manchas. Por ello es muy importante utilizar protección solar y no olvidar usar un protector de pantalla total en el rostro. En d-pílate beauty concept contamos con Fotoessence, línea de productos propios de protección solar.