El acné es un problema dermatológico que afecta a casi el 80% de los adolescentes, pero también es un problema para casi un 20% de mujeres entre 20 y 50 años. Tanto en uno como en otro caso se debe a una inflamación de la glándula sebácea en la que interviene un aumento de la producción de sebo estimulado por las hormonas.

Existe también un factor genético que predispone a la obstrucción de los poros y al aumento de bacterias como el Propinebacterium Acnes. El acné y sus secuelas, aunque a veces sean leves, afectan de forma importante a la calidad de vida de quien las sufre.

TRATAMIENTO DEL ACNÉ AGUDO

Cuando el sol ya no es tan fuerte como en los meses de verano, es el momento adecuado para abordar el tratamiento tanto del acné como de las cicatrices dejadas por este.

Lo principal es identificar la causa que provoca el acné y tratarlo para que desaparezca la inflamación, el enrojecimiento y la supuración, si existe.

La microdermoabrasión ayuda a eliminar los tapones de grasa que obstruyen los poros. El procedimiento es rápido y se hacen de forma ambulatoria, de forma que tienen un mínimo impacto sobre la rutina diaria del paciente y pueden ayudar a controlar el proceso, muchas veces, evitando fármacos por vía oral y sus posibles efectos secundarios.

Informate de nuestro tratamiento de microdermoabrasión  en tu centro d-pílate más cercano.

El tratamiento facial realizado mediante punta de diamante, es una terapia de exfoliación controlada, precisa y progresiva de la capa cornea (superficial) de la piel. Promueve la recuperación y el desarrollo de una piel más saludable y de apariencia más juvenil en un periodo de tiempo más corto.

Comparado con otros métodos de exfoliación, el tratamiento facial con punta de diamante ofrece grandes beneficios a una gama muy amplia de problemas de la piel. Este proceso se puede realizar desde la adolescencia hasta la edad madura, es un tratamiento correctivo y preventivo

Los beneficios del tratamiento son entre otros:

–  Exfoliación superficial de las línea de expresión y arrugas finas

–  Reduce la apariencia de poros abiertos

–  Reduce y elimina manchas causadas por el sol y cambios hormonales

–  Mejora notablemente las cicatrices de acné

–  Mejora la apariencia de estrías

Cada sesión dura unos 30 minutos, dependiendo del área a tratar y es un tratamiento suave e indoloro.